martes, 13 de junio de 2017

STALIN ¡INSOLITO! 2ª edición

STALIN ¡INSOLITO!
2ª Edición
Tomo 1, 434 páginas
Tomo 2,  392 páginas
Autor: Ricardo Rodriguez Sifres
Precio: 20€ cada tomo

Puede afirmarse con certeza que Stalin, sobrepasó con creces el número, el sentido y la virulencia de las diatribas arrojadas contra Marx y Lenin, tanto en vida, como después

de muerto. Stalin no ha tenido reposo en este aspecto y este hecho, es de por sí, sorprendente.
Y aunque han pasado decenas de años desde que Stalin murió aquel día 5 de marzo de 1953, sus enemigos y adversarios en el proyecto emprendido, aún continúan lanzando ataques a su figura y a sus logros, a la cabeza efectiva del gobierno de la ex Unión Soviética que ocupó desde prácticamente, la muerte de Lenin, hasta el año 1953. Una cuestión es inequívoca: es muy difícil, sino imposible, ocultar los logros de su debatido y muchas veces objetado gobierno en beneficio de las naciones de la ex URSS.

Prácticamente, todo lo que posee hoy Rusia, y su destacada posición en el mundo se

debe acreditar, sin lugar a dudas, al colosal esfuerzo de los pueblos soviéticos y al gobierno de Stalin.
Recibió Stalin un país de poco más de 140 millones de habitantes, con unas pocas fábricas
desvencijadas, sin luz eléctrica, sin agua potable, sin hospitales ni servicios médicos, sin escuelas, sin bibliotecas, sin centros deportivos; con un sistema de ferrocarriles maltrecho, carencia total de puentes, pocos caminos y en pésimo estado, un pavoroso déficit habitacional, con sólo unas cuantas universidades (exclusivas para los hijos de los muy ricos); con escasez total de servicios mínimos a la población, con arados de madera para arar las tierras agrícolas tirados por mujeres y niños, analfabetismo masivo, (74 % hombres, 82 % mujeres), un pueblo hambriento a merced de las cíclicas catástrofes naturales, el frío, la nieve y las inclemencias climáticas, desnutrición crónica de millones de niños y desnudos de todo bien material y protección. En síntesis, un país carente de infraestructuras básicas mínimas y apropiadas para el desarrollo normal de la vida humana. A su muerte, la URSS, se había establecido sólidamente como la segunda potencia mundial y en muchos aspectos, el primer Estado del planeta en una gran variedad de ámbitos: potencia científica, cultural, deportiva y nuclear al borde de la conquista del cosmos. Sus frutos en la conducción del gobierno de la URSS y sus avances en todos los ámbitos del tejido social, no tienen precedente en la historia del mundo y del hombre. Estos hechos, son irrefutables.
Cuando hablamos de quien fue para muchos, el estadista más importante del siglo XX y quizás de la Historia, es necesario e imprescindible utilizar la ecuanimidad, la búsqueda de la objetividad, la comprensión del contexto, la honestidad y un análisis reflexivo, ponderado y reposado que sitúe equilibradamente sobre el tapete de análisis, los logros y los errores, lo positivo y lo negativo, los avances y retrocesos, de manera para llegar a una conclusión lo más objetivamente posible, a la verdad histórica tan necesaria ayer como hoy y mañana. Incluso como una lección valorativa y didáctica a las generaciones venideras. En la historia, la búsqueda de la verdad es imperiosa, necesaria y sana. Nada de esto ha sucedido con centenares de libros que se han escrito sobre la persona de Stalin, uno de los estadistas más prolífico, contradictorio, versátil y enigmático que conoce la historia.
Para la inmensa mayoría de aquellos que han escrito sobre Stalin, al parecer la verdad no cuenta, tampoco las otras imprescindibles condiciones a la hora de relatar el curso de los acontecimientos históricos.

Ricardo E. Rodriguez es un conocido autor Chileno, ha publicado anteriormente con Txalaparta, fue director de Radio Venceremos en Nicaragua y redactor de Barricada.


http://ladialectika.com/entrevistas/2017/05/04/entrevista-ricardo-rodriguez-autor-stalin-insolito/

No hay comentarios: