lunes, 31 de mayo de 2010

Cronica del Acto en Miranda

26 personas se juntaron el sábado 29 de mayo en la Casa de Cultura de Miranda de Ebro, en la presentación del Colectivo Itaca, para escuchar, charlar y compartir sobre la necesidad de la Cultura Alternativa, en este caso basada desde la perspectiva contrainformativa a las mentiras oficiales.


El compañero de Itaca, Jon, remarcó que “es posible desarrollar una cultura alternativa fuera de mercantilismos y del oficialismo reinante”. Van a tratar de incidir en la vida alternativa mirandesa, en lo que se mueve, en lo que necesita expresarse. Están abiertos a colaborar con otros colectivos (en la posterior comida popular se notó ya esta muy positiva interrelacción) populares y activistas, y uno de sus platos fuertes va a ser trabajar en la Memoria Histórica verdadera, tan olvidada y manipulada en esa ciudad de 42.000 habitantes y con tanta historia represiva, histórica y actual.


El compañero Erlantz, autor del libro “Breve Memoria-Historia (subjetiva) del siglo XX y XXI” incidió en la necesidad de la edición de publicaciones políticas, críticas, sociales, antagónicas a la cultura capitalista y monopolista imperante. En la igual necesidad de desarrollar canales para distribuirlas, y por lo tanto lo positivo de organizaciones, editoriales y librerías antagonistas, edición de panfletos o documentos, autoediciones, etc. De la necesidad de articular la solidaridad y el compromiso, tanto “escrito” como personal.


Los compañeros de la librería alternativa Zapateneo, de Vitoria-Gasteiz, por boca de Miguel, contaron telegráficamente la interesante historia, desarrollo y proyecto desde su inaguración en 2002 de este local. De qué ámbito procedían los y las compañeras que la forman, de su estructura, y de cómo han hecho de la librería un punto de encuentro referencial para mucha gente con sed de publicaciones contrainformativas, con libros, fanzines, documentos y otro variado material. También se realizan charlas. De su funcionamiento autogestionado, fuera de la figura de los “liberados a sueldo”. Comentaron además la forma de relacionar la distribución, y se incidió en la necesidad de la asamblea para poder desarrollar estos proyectos de verdadera cultura alternativa.


Los compañeros de la Biblioteca La Maldita de Burgos, contaron a la interesada audiencia cómo llevaban un año con ese espacio de encuentro, cultura de choque y referencia. Espacio de lucha y de asambleas, debates... sin subvenciones y sin ninguna ayuda oficial, de la que rabian y contra la que luchan, como coincidieron todos los demás ponentes en la Charla. Narraron también su forma de funcionamiento interno y cómo se autofinancia dicho espacio. Han realizado charlas, presentación de libros, realizado jornadas y otras actividades. Como dijo uno de los compañeros “escapar a los resortes diarios del sistema opresor”. Cuentan con una humilde distribuidora.


Se pasó al debate, con anécdotas concretas de experiencias pasadas, algunas buenas, otras que no se pudieron desarrollar, pero que aún así resultaron positivas para aprender también de los errores. De la necesidad de locales para desarrollar fondos de biblioteca o puntos de encuentro referencial.

Y varias ideas para la autofinanciación y para otras campañas más urgentes, como por ejemplo la atención a los presos políticos. Cuotas, comedores populares (que se están desarrollando en numerosos lugares con buenos resultados), fiestas populares (se incidió en la necesidad de que no entren en círculos mercantilistas o de “simple fiestón con drogas”), distribución de publicaciones contrainformativas... Potenciar toda esa solidaridad con un criterio anticapitalista. Y de ahí la necesidad de la autogestión, pues también se pusieron casos de proyectos con esa etiqueta que han acabado en simples negocios.


Vamos, que más interés no pudo tener la charla. Tras hora y media, la gente se repartió por las 2 mesas de material que había, y la verdad que se adquirieron un buen número de libros o documentos. Templando El Acero además cedió varios libros para la nueva Biblioteca de Itaca. Se acordó mayor contacto de intercambio, especialmente con la información antirrepresiva.


Se pasó a un local cercano, la Herriko Taberna del casco viejo mirandés, donde 32 personas se juntaron en la comida popular. Gente nueva, algunos, que no pudo asistir a la charla pues hasta esa hora estuvieron en un piquete obrero contra un despido. Y los excelentes cocineros, claro. Mucha charla, compartir ideas, intercambio de pareceres, puesta en común de la creciente represión, que se ha sufrido en Burgos, Miranda, Gasteiz o demás lugares. A las 5.30 de la tarde partieron los compañeros de Burgos, Vitoria y Templando, pero la charla y sobremesa continuó. Y se habían sentado juntos anarquistas, autónomos, comunistas, libertarios, independentistas, solidarios...

Excelente presentación pues, del Colectivo Itaca. ¡¡Enhorabuena!!