lunes, 2 de enero de 2017

C. MARX F. ENGELS obras escogidas en tres tomos




C. MARX
F. ENGELS
obras escogidas
en tres tomos
 45
editorial progreso
moscú 1973
reedicion de 1980
© Traducción al español Editorial Progreso 1973
 143×215 mm, 3 t., 581, 517y 565 págs.
Karl Marx fue un hombre de muchos saberes, un auténtico sabio, uno de los más grandes de la Humanidad, sin exageración alguna. 
Norberto Bobbio socialista «no marxista», afirmó «que a cien años de su muerte, nadie, marxista o no marxista, duda de que Marx debe ser considerado como un clásico en la historia del pensamiento en general y también en la del pensamiento político». Esto es innegable más allá de las «moda Marx» y de la «moda anti-Marx». El propio «marxismo de Marx» era una visión del mundo que el propio Marx se ocupó de criticar y de revisar continuamente en función de la realidad y del avance de su modo de pesarla y tratar de incidir en ella. Por lo demás, un análisis al pensamiento de Marx tiene que abarcar necesariamente todo el amplio conjunto de su obra, y no sólo a su libro principal, El Capital (en él, es obvio, no está todo el pensamiento de Marx, entre otras cosas porque es incompleto en el propio plan originariamente trazado por Marx, y, por supuesto, tampoco todo los hallazgos y también errores de toda una amplísima tradición marxista). 

La obra de Marx no puede ser analizada como un cuerpo enteramente homogéneo y definitivo, pues dentro de su amplitud y riqueza extraordinaria se aprecian elementos dispersos, pensamientos fragmentados, y desarrollos discursivos inacabados e incompletos. Pero, además, hay otro dato histórico que evidencia esa fragmentación y las limitaciones de las interpretaciones realizadas sobre la obra de Marx, a saber: la mayor parte de la obra de Marx no se publicó en vida, sino que fue objeto de sucesivas publicaciones póstumas (y no sólo los dos últimos tomos de su obra mayor, El Capital por otra parte, incompletos pues había previsto varios más, sino también de otras obras que hubieran colocado, por cierto, a cualquier autor en el centro del pensamiento contemporáneo, como Grundrisse. Líneas fundamentales de la Crítica de la Economía Política, 1857-1858, Teorías sobre la plusvalía, 1862-1863; a los que habría que añadir los mismos Manuscritos de París y Anales Franco-alemanes, 1844). Pero ni siquiera hoy se dispone de las Obras Completas de Marx y Engels, pues la tarea editorial ha quedado, por el momento, inconclusa.