jueves, 8 de septiembre de 2016

Los Subterraneos de la libertad. Jorge Amado

Pintura del famoso Oswaldo Guayasamin
Extraido de Antorcha.


1.er volumen: ‘Los ásperos tiempos’

Toda la carga vital de denuncia contra la opresión del pueblo brasileño viene eficazmente resuelta por Jorge Amado en Los ásperos tiempos, primera de las novelas que componen la trilogía de ‘Los subterráneos de la libertad’, escrita en 1955. La obra se revela así como fruto y símbolo de la inquebrantable adhesi n del autor a unos ideales de justicia real, real democracia y libertad, que su pericia de escritor ha sabido trasladar desde el plano del compromiso político al campo de la ficción.
La trama de la novela se desarrolla en un período muy intenso de la vida política brasileña. La acción, situada en la época de la instauración del régimen fascista del Estado Novo, es protagonizada por Getulio Vargas y sus seguidores a lo largo del mes de noviembre de 1937. La corrupción del ambiente político, que se manifiesta en los constantes y repetidos sobornos, y la prostitución de la prensa, privada ya de su carácter de órgano informativo para ser transformada en eficaz y exclusivo medio de propaganda del poder, concurren para recrear toda la turbia atmósfera del mundo dominado por los personajes de las altas esferas económicas y sociales del país.
Y la vida privada no es más que el reflejo de la inmoralidad pública: la hipocresía como medio para encubrir la laxitud de costumbres, y la extravagancia forzada, son las notas imperantes y definidoras de una élite viciada y rancia, marcada por el snobismo y el afán de dinero y poder. Tampoco los personajes representantes de la pequeña burguesía escapan a la crítica penetrante del autor brasileño, que consigue condensar en algunas de sus figuras todo el drama del hombre medio, quien, en su deseo de afirmación económica y social, se ve obligado a pactar con la propia dignidad e integridad moral.
Frente al individualismo y la corrupción dominantes, se eleva, solidaria y generosa, la fuerza del pueblo en sus primeros intentos de lucha y resistencia al régimen opresor. La traición y la muerte que "los ásperos tiempos" implican, se transformaran en estímulos para seguir en una labor difícil pero gratificadora, dirigida hacia el futuro y consciente de la propia responsabilidad en el presente.
Mediante el cruce repetido de las experiencias de los personajes en sus momentos más significativos, se logra el contacto entre las distintas clases sociales en lucha. Jorge Amado consigue dibujar así una trama densa de vida y tensión, formalmente resuelta por un lenguaje sobrio y al mismo tiempo sabiamente provocador.

2 volumen: ‘Agonía de la noche’

La lucha del pueblo brasileño para la recuperación de su libertad, vuelve a aparecer, heroica y hondamente dramática, en Agonía de la noche, segunda de las novelas componentes de la trilogía ‘Los subterráneos de la libertad’.
La personalidad íntegra del autor brasileño y su fe a prueba de fuego en los ideales que animan el esfuerzo de la clase trabajadora en su oposici6n a la élite dirigente, se ven así reflejados en una labor literaria voluntariamente comprometida, donde la experiencia personal del intelectual es constante y explícita.
El hilo conductor de la novela se mueve en torno a los acontecimientos que enmarcaron el régimen dictatorial del Estado Novo, después del levantamiento protagonizado por las fuerzas fascistas de Getulio Vargas, en 1937. Las entrañables figuras que pueblan Los ásperos tiempos, primera obra de la trilogía, reaparecen en Agonía de la noche, envueltas en la trama de la misma acción que se va desenvolviendo en nuevos episodios de lucha.
El panorama abarcado es complejo y vasto: acciones conspirativas, manifestaciones, huelgas, prisiones, torturas y muerte, toda una realidad marcada por el sacrificio y la abnegaci6n más absoluta, pero iluminada por la esperanza de un futuro gratificador. La corrupci6n de la clase sustentadora del poder económico y político adquiere una dimensi6n aún más degradante en la continua confrontación de su generación moral con el espíritu activo y solidario que define la lucha de la masa obrera y campesina. Será justamente este clima de fraternidad y entrega total el elemento propiciador para la adhesión espontánea de algunos representantes de la burguesía a la causa del partido proletario.
En el esfuerzo para la creación de un futuro más justo y libre, el compromiso político llega a penetrar las relaciones íntimas de sus protagonistas. Nacen así episodios de profundo lirismo, donde el sentimiento hacia la persona amada se sublima en un acto de supremo heroísmo.
Jorge Amado consigue de ese modo superar los límites del conflicto político-social, para abarcar el valor intrínseco del ser humano en su actos más significativos.

3.er volumen: ‘Luz en el túnel’

La experiencia personal de lucha antifascista ha marcado profundamente la labor literaria de Jorge Amado, autor de Luz en el túnel, tercera de las obras que componen la trilogía de ‘Los subterráneos de la libertad’ (1955).
Su fe inquebrantable en los ideales que animaban al pueblo brasileño en su lucha contra la clase dirigente, hace que el escritor pueda transformar su novela en un mensaje de participaci6n y combate dirigido a todos los pueblos oprimidos, más allá de los límites impuestos por las peculiaridades intrínsecas de cada nación.
Bajo el esfuerzo disciplinado de cada uno de los miembros activos de la lucha, y bajo el rostro desfigurado por la tortura de sus protagonistas, late la esperanza de un futuro de paz creado por el heroísmo y la convicción de estar operando en nombre de la verdad revolucionaria. El sufrimiento físico y el desgaste psicológico impuestos por la fuerza policial, que actúa bajo las órdenes del gobierno getulista, se revelarán inútiles frente a la resistencia de unos hombres y mujeres capaces de identificar el sacrificio más arduo con el humilde cumplimiento del propio deber. El más absoluto silencio en la sala de torturas aún de picanas, bañeras y miles de golpes resulta incomprensible a los ojos de la alta burguesía; aquellas figuras corroídas por el ansia de poder no pueden llegar a penetrar los significados últimos de tanto valor, y el hastío dibujado en sus rostros de fin de raza se transformará pronto en terror.
El vocerío, el clamor de las manifestaciones callejeras, la presencia de unas pintadas provocadoras, el temido carrusel de octavillas deslizándose desde lo alto de los rascacielos para invadir las calles, pueblan los sueños del poderoso banquero y del rico latifundista. La realidad se convierte así en pesadilla, frente a la propia incapacidad para desentrañar los motivos esenciales de una lucha cuyos límites escapan por completo a unas mentalidades insensibles ya a todo estímulo que no sea puramente material. La incomprensión y el miedo se intensifican con el desarrollo del hilo argumental de la novela, y una atm6sfera de sofocante tensión invade el ambiente.
A ratos todo parece perdido, pero pronto la presencia del obrero y del campesino brasileño vuelve a reafirmarse, gracias a una entrega absoluta, que supera el ámbito político para convertirse en himno universal de amor al pueblo trabajador.

Biografía de Jorge Amado

Nació en la hacienda Auricídia, en la ciudad de Itabuna, ubicada al sur del estado de Bahía. Hijo del dueño de la hacienda, cuando tenía 1 año de edad, su familia se estableció en el litoral de Bahía, donde Jorge pasó su infancia. Hizo los estudios secundarios en la ciudad de Salvador, capital del Estado. En este periodo, comenzó a trabajar en periódicos y a participar de la vida literaria, siendo uno de los fundadores de la llamada Academia de los Rebeldes.
Jorge publicó su primera novela, llamada El País del Carnaval en 1931, cuando tenía 18 años. Se casó con Matilde García Rosa dos años después, y con ella tuvo una hija, Lila, que nació en 1933. En este año, publicó su segunda novela, Cacao.
Se graduó en la Facultad Nacional de Derecho en la ciudad de Rio de Janeiro en 1935. Militante comunista, fue obligado a exiliarse en Argentina y Uruguay entre los años 1941 y 1942, período en que hizo un viaje por América Latina. Al regresar a Brasil, se separó de Matilde.
En el año 1945, fue electo miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, por el Partido Comunista Brasileño (PCB), siendo el diputado más votado del Estado de São Paulo. Como diputado, fue el autor de la ley que asegura la libertad de culto religioso. En este mismo año, se casa con la también escritora Zélia Gattai.
En 1947, año en que nació João Jorge, primer hijo con Zélia, su partido PCB fue declarado ilegal, y sus miembros fueron perseguidos y arrestados. Jorge tuvo que exiliarse en Francia, donde se quedó hasta el año 1950, cuando fue expulsado. Su primera hija, Lila, murió en 1949. Desde 1950 hasta 1952, Amado residió en Checoslovaquia, donde nació su hija Paloma.
Al volver a Brasil en 1955, Jorge Amado, sin dejar el Partido Comunista, se dedicó integralmente a la literatura. Fue electo, el 6 de abril de 1961 para la Academia Brasileña de Letras. Recibió el titulo de Doctor Honoris Causa por diversas universidades.
Su obra literaria sufrió adaptaciones al cine, al teatro y a la televisión, y también fue tema de varios trabajos de escuelas de samba en el Carnaval brasileño. Sus libros fueron traducidos a 49 idiomas y publicados en 55 países. Existen también publicaciones en Braille, y cintas de audio grabadas para ciegos.
En 1987, fue inaugurada en el Largo do Pelourinho, ubicado en la ciudad de Salvador, Bahía, la Fundación Casa de Jorge Amado, que abriga y preserva su acervo para investigadores. La fundación también ayuda el desarrollo de actividades culturales en el estado de Bahía.
Jorge Amado murió en la ciudad de Salvador el 6 de agosto de 2001. Fue cremado y sus cenizas fueron enterradas en el jardín de su casa el día 10 de agosto, cuando cumpliría 89 años.

1 comentario:

Séfora Magna dijo...

http://laestrelladedavidsefora87.blogspot.com.es/
os paso mi blog, para que le echéis un vistazo, está dedicado a mi nueva novela y me gustaría tener comentarios de que os parece. Gracias de antemano y perdonad las molestias.